viernes, 4 de septiembre de 2009


Nació un día y su padre la acuna y le canta una nana
pues su madre se olvida de abrazar a la nena
ya muere su papi; extraño destino
y llora mi niña pidiendo mimos
y esconde ella su corazón partido
pegando los trozos con sendas tiritas.

Pasa la vida y los años
y una noche mirando la luna
le llega el embrujo y el primer beso
tiembla su cuerpo, despertando al amor
vive ella su sueño regalando ternura
regalando cariño
a las hijas llegadas y siempre adoradas.

Pasa la vida, los años y todo cambia
y el corazón pegado con aquellas tiritas
se abre otra vez, se rompe en trozos
y a sus ojos tristes
aflora el llanto y la pena olvidada.

Pesan los años, la soledad y las dudas
y pide ella, gritando en silencio; un milagro
pegamento mágico,
reclamo de amor, hay que volver a pegar
un corazón partido, en mil pedazos.
escrito por vangelisa en viernes, septiembre 04, 2009
Esta poesia me la a escrito una gran "poetisa y amiga llamada Vangelisa" a la cual le estoy muy agradecida....

4 comentarios:

caminante dijo...

Espe:
Como amigo y segidor de Vangelisa, he leido el hermoso poema en su blog y he sentido la necesidad de pasar a saludarte.
Tienes que ser una gran persona para que Vange, cuyo talento y sensibilidad son imensos te haya dedicado este poema.
Un saludo

vangelisa dijo...

Gracias por ponerlo aquí.
un beso

espe-laveletavarada dijo...

Hola caminante: ¡¡Bien venido a mi "pobre blog"!! Los que me conocen, saben el esfuerzo que hago, pues (casi no se escribir), pero es un homenaje a mi padre, el se hubiera sentido muy orgulloso, él me enseño a amar la poesía desde niña.
Gracias por tu comentario, y siempre que quieras me encontraras...Un saludo de ...Esperanza.

espe-laveletavarada dijo...

Vangelisa...las gracias para ti, y permite que te llame "amiga", pues así te considero. Un beso de...Esperanza.

Se ha producido un error en este gadget.