lunes, 28 de octubre de 2013

CANTO A UN TORERO

CANTO AL TORERO EL CID

Hoy he visto como el Cid
en las Ventas toreaba
y su capote torero
las verónicas bordaba.

Su muleta, bien templada
sobre la arena arrastrando
con temple con valentía
su mano izquierda ¡mandando!

Un recital de poesía
entre el torero y el toro
los dos con gran armonía
midiéndose el uno, al otro.

La plaza entera de pié
aplaudiendo la “faena”
mas, la espada se negó
y a mí, ¡me dio mucha pena!

Mas, su arte se quedó
en la plaza de las Ventas
nadie le puede negar
¡esa vergüenza torera!

Llorando salió a la arena
a recibir los aplausos
que Madrid le dedicaba
por ser, un torero honrado.




Interpretación de sueños