miércoles, 28 de julio de 2010

EL PAVO REAL


EL PAVO REAL
La primera vez que vi.
A esa majestuosa ave,
Me pareció que salía
De los cuentos Orientales.

Mil y una Noche decía
Mi padre que los leía,
Y ¡eran tan lindos los cuentos!
Que, a otro mundo me llevaban
Cuando el, ¡me los contaba!

En la finca en que vivía,
Un gran jardín existía
En la gran casa del amo
Y en el, ¡ten los pavos!

Como yo era una niña
¡y tanto me fascinaban!
Que, para poder mirararlos
La tapia yo me saltaba.

Pues, en ese jardín no entrabas,
Si el amo, no te dejaba
Era solo para el,
¡Y su familia cercana!

En ese tiempo, ¡mi abuelo!
¡El guardián de la casa!
No dejaba ni a sus nietos
Que saltáramos la tapia.

Pero yo ha escondidilla...
En el jardín me colaba
Para así poder mirar
A ese pavo Real.

Sabiendo de su hermosura
Hacíale rueda a la pava
Abriendo su hermosa cola
Y orgulloso la enseñaba.

Como un abanico grande;
Por el parque paseaba…
De color azul intenso
Con aureolas doradas.

Y un brillo que desprendía,
Que, admiración me causaba
¡Mis ojos de niña vieron!
¡Lo que mi padre contaba!

De ese libro que leía…
En esas noches tan largas
Mil y una Noche decía…
¡¡El libro, así se llamaba!!
Se ha producido un error en este gadget.